Situación actual

¿Qué está pasando?

La región del Tigray, donde trabaja el Intxaurrondotik Wukora Elkartea, está considerada zona de inseguridad alimentaria crónica. Recientes informes del Departamento Regional de Agricultura y Desarrollo Rural del Tigray muestran que sólo el 10,9% de los hogares de la región obtienen una producción suficiente para cubrir las necesidades nutritivas de la familia.

La contribución más importante de la labor de Ángel Olaran en esta región, donde lleva trabajando cerca de 30 años, ha sido la creación y puesta en marcha en 1995 del Colegio Saint Mary, que se ha convertido en el centro de formación profesional de referencia de la región.

En Saint Mary, más de 400 jóvenes se forman cada año en agricultura, comercio, mecánica, soldadura, electricidad y fontanería. Tras décadas de trabajo en la región, se ha constatado que incidir en la educación de la población es la mejor manera de contribuir a un desarrollo sostenible, dotando a la población de las habilidades y capacidades necesarias que les permita revertir la situación de inseguridad alimentaria que sufren.

El desconocimiento de la población etíope sobre la nutrición y sobre cómo deben alimentarse adecuadamente, así como la falta del equipamiento adecuado y de nociones sobre técnicas de almacenamiento y procesado de alimentos, es una de las líneas estratégicas de base que se aborda con el proyecto SABORES.

Asimismo, el proyecto SABORES pretende poner en marcha una Escuela de Hostelería y Gastronomía en Wukro, así como el desarrollo de actividades generadoras de ingresos en el ámbito agroalimentario, como son la oferta de servicios retribuidos de formación y la puesta en marcha de actividades comerciales. Esto contribuirá al desarrollo de la región desde el punto de vista del crecimiento de su actividad económica e industrial, dando salida a los productos que se generen, así como puestos de trabajo a la población.